Skip to content

La Minitransat

0
MTS DE BARCO
0
MILLAS EN SOLITARIO
0
DÍAS DE TRAVESÍA
0
PARTICIPANTES

La Aventura

El Origen de la Ministansat una
regata a vela en barcos pequeños

se remonta en la década de los 70 cuando el visionario Bob Salomon invento una regata transatlántica para aventureros con un presupuesto bajo pero dispuestos a vivir una experiencia única en el mar en solitario.

gestión de la regata

30 días solo en el mar

La regata se originió en Inglaterra, sin embargo actualmente tiene una gestión a nivel Francés, donde es un deporte nacional (los mejores regatistas del mundo se encuentran en Francia).

Este cambio de sede no hizo desaparecer el espíritu de la regata, barcos pequeños, ninguna ayuda ni contacto con el exterior y la mínima electrónica de seguridad. Estos son los ingredientes de la regata que ahora comienza en la Bretaña francesa y termina en el caribe.

Los skippers tienen el material técnico mínimo necesario para cruzar el Atlántico. Se permiten GPS (posición) y VHF (radio de corto alcance), pero no tienen contacto con tierra ni tienen derecho a solicitar asistencia a riesgo de ser descalificado.

ETAPAS de la regata

2 etapas muy diferenciadas donde se demostrará la técnica de cada Patrón

primer tramo

El primer tramo de la regata es la mas dura, a nivel físico, donde el barco sufre mucho en el Mar cantábrico hasta llegar al punto de inflexión que es Finisterre, donde los peligros constantes de trafico marítimo, mar agitada y vientos fuertes están a la orden el día. Después se trata de bajar por la costa portuguesa, una costa con grandes olas que harán planear el barco hasta llegar a las islas canarias.

SEGUNDO tramo

Después de aproximadamente una semana de descanso, reparar y recuperarse empieza la segunda etapa, una etapa con vientos portantes donde la estrategia y la sabiduría a nivel meteorológico estará a la orden del día, una mala decisión puede dejarte 3 días encalmado en el atlántico sin poder hacer nada ya que el contacto con el exterior esta prohibido.

preparativos

Antes de la aventura

Para poder competir en esta carrera que tiene lugar cada dos años todos los navegantes deberán pasar un proceso de adaptación al medio y al barco. Para demostrarlo la clase exige: una navegación mínima de 1500 millas en regata.

Estas regatas se desarrollan en el Mediterráneo o en el Atlántico y son organizadas por las diferentes organizaciones de la clase Mini en Francia, Italia o España. Regatas que pueden ser en solitario o a dos y tienen una distancia mínima de 100 millas. Se trata de ir acumulando millas y zonas de navegación para habituarte al barco, sus fallos, reparaciones y la mejor forma de navegar en él, considerando que es un barco muy pequeño y tendremos que estar muchos días dentro de él.

Además de eso, los participantes tendrán que demostrar a través de un recorrido aprobado por la clase una clasificación de 1000 millas náuticas seguidas sin parar a puerto y sin ayuda. Una clasificación que suele durar entre 12/14 días si se hace en el Mediterráneo o 8/10 si se hace en el Atlántico.

Esto hace que participar en la Minitransat sea un verdadero desafío, a nivel personal y deportivo. Es una carrera difícil y que dura muchos días, y hay muchas variables que determinaran el poder acceder a ella.

El objetivo es estar en la línea de salida en la edición de Octubre 2021.

¡Acompáñame en la aventura!